6 ideas que te harán amar el ejercicio

Foto de pixabay.com

No cabe duda que el ejercicio es fuente de salud y vitalidad, pero no a todos se les da de la misma manera la idea de tener que hacer ejercicio, ya sea por mantener su figura tras una bajada de peso o por, simplemente, retardar el envejecimiento y evitar problemas de cardiovasculares y de obesidad.

Sin embargo, los argumentos anteriores no son suficientes paras las personas que definitivamente el ejercicio no les motiva no les interesa en lo absoluto. Algunos, simplemente se valen de gozar de buena salud y de tener un estado físico dentro de los estándares de belleza, mientras que a otras personas el hecho de moverse, sudar y dedicarse un tiempo, no tienen ninguna gracia aparente.

Sea cual sea tu caso, es importante que sepas que el ejercicio es fundamental para lograr una vida activa, enérgica y sana. En este artículo te decimos 6 ideas que te harán amar las bondades del ejercicio y hacerlo parte de tu día a día…

No tiene por qué no ser placentero

Muchas personas cometen el error de insistir en una idea falsa de que hacer ejercicio es para aburridos o no es agradable. La verdad es que la liberación de estrés que se siente cada vez que nos movemos, nos fortalecemos y sudamos, no tiene descripción posible, a excepción de placer.

El ejercicio activa hormonas que te harán querer todos los días hacer ejercicio. Pruébalo; ya verás a qué nos referimos…

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

Haz una actividad que te guste

Nadie dijo que hacer ejercicio es hacer siempre lo mismo que los demás. En la actualidad hay infinitas formas de ejercitarse, desde las disciplinas deportivas, hasta la bailoterapia, ultimate, etc.

Quizás, el senderismo sea lo tuyo. Recorrer largos caminos para simplemente admirar el paisaje mientras liberar toxinas de tu organismo, es totalmente válido y muy positivo para tu vida.

Empieza suave

Al principio no tienes por qué correrte un maratón. Ve a tu ritmo, tantea el terreno, las rutas, los horarios más convenientes y todo lo que pueda serte útil y necesario para determinar que se trata de una actividad que realmente deseas hacer.

Hazlo un hábito

Si haces de la actividad física un hábito, tu cuerpo va a necesitar siempre de dicha actividad. Ello te permitirá hacerlo de forma orgánica, ya que tu cuerpo va a insistirte hasta que termines haciéndole caso.

Fuente: pilicuadrado.com

Dejanos tu comentario