6 pasos para que expreses tus opiniones con firmeza

Foto de pixabay.com

Si estás leyendo este artículo es porque quizás consideras que te falta un poco de carácter o firmeza para que los otros entiendan y asuman tus decisiones.

Seguramente eres una persona con una capacidad increíble para entender a los demás pero te cuesta un mundo ser comprendida por muchos. Lo importante es que has dado el paso correcto para hacerte valer junto con tus posiciones.

Cuando no somos firmes en nuestras decisiones se produce la ausencia de nuestra libertad, de nuestra autonomía. Es un proceso bastante difícil para aquellos a los que les cuesta dar un NO por respuesta. Sin embargo, lo importante es que reconoces que puedes estar mejor. Te decimos 6 pasos para que no temas a expresarte y ganes el respeto de quienes te rodean.

1 Está segura de que alguien ha intentado violar tu autonomía

Antes de tomar cualquier decisión o emprender cualquier actuación en esta nueva forma de vivir que deseamos instaurar a partir de este momento, es crucial que reconozcas que las intenciones de quienes pudieron haber propinado comentarios o pasar por encima de tus decisiones, lo hayan hecho a propósito o se trata de una mala percepción de tu parte.

2 Define qué sientes y cómo lo expresas

Para iniciar nuestra máxima expresión debemos ser conscientes de lo que sentimos a causa de algo y de lo que hacemos cuando eso nos sucede. Según Elartedesabervivir.com, “existen motivaciones negativas como la envidia, llamar la atención o la competencia insana, que pueden confundirse y desviar el comportamiento asertivo de su verdadera filosofía. La emoción que te empuja es de suma importancia, no la subestimes ni la distorsiones. La indignaciones la más común, entendida esta como cólera ante la injusticia.”

3 Pregúntate si de verdad es necesario que respondas a esa situación

Hay momentos en la vida que debemos sopesar las cosas que realmente tienen valor para nosotros, ya sea negativo o positivo, de aquellas cosas que son menudencias del día a día. Si vale la pena enfrentar un desagradable episodio del pasado, hazlo.

4 Pregúntate qué lograrás si enfrentas una situación

Es necesario tener un propósito claro. No basta solo con querer dejar en claro que estás molesto, sino de que esa acción tenga un efecto tal que te evite vivir eso en el futuro.

 5 ¿Qué es lo peor que puede pasar?

Este cuestionamiento es importante que lo hagas para saber hasta qué punto estarías dispuesto a enfrentarte.

6 ¿Cómo ejecutar mi comportamiento?

Luego de meditar acerca de lo anterior, debemos estructurar los puntos focales de tu discusión y evaluar si son los realmente efectivos para dejar atrás eso que te hace mal.

Fuente: Elartedesabervivir.com

Dejanos tu comentario