Claves para perdonar y encontrar la paz interior

Foto de pixabay.com

 

Después de una discusión fuerte de pareja es difícil borrar palabras y acciones que apuntan como dagas al corazón y a la confianza construida. Para llegar al perdón verdadero no hay un camino fácil, sin embargo, según el especialista en psicología positiva, Walter Riso, hay consideraciones para poder tomar la decisión que te quitará la carga del rencor e incluso, el odio.

Lo primero que tienes que saber es que el perdón es una decisión que se logra cuando entiendes la naturaleza de los actos que te lastimaron, y cuando estás dispuesto, como ser inteligente y  de principios a sanar. El perdón no implica olvidar, si no dejar atrás el dolor, implica desistir de cualquier venganza, de cualquier acción de revivir constantemente la situación.

Perdonar no se trata de borrar de la mente esa falta que nos hizo tanto daño, ni tampoco fingir amnesia. Por el contrario, tratar de tomar ese camino puede ser muy perjudicial para el autoestima y la paz interior. Se trata de llegar al razonamiento de la situación y la persona que cometió la falta para intentar sanar y soltar el dolor.

La comprensión es la primera clave, y para alcanzarla hay que “ponerse en los zapatos del otro” y escuchar los argumentos que te dice la otra persona. Las suposiciones pueden crear mundos paralelos y evitar que llegues al perdón pisando la realidad. Con esto no me refiero a que justifiques el error cometido, si no que te liberes de un sentimiento malsano que no te dejará ser feliz.

La siguiente clave consiste en hacer un análisis minucioso del contexto del error. Es decir, tratar de entender las causas del porqué esa persona falló o tuvo una debilidad. En ocasiones las personas actúan por soledad, por sentirse lastimadas o incomprendidas, y debido a este estado emocional, pueden ser propensos a herir. El hecho de conocer las causas puede ayudarte a perdonar a tu pareja y sanar. Cuando se da la infidelidad en una relación, la culpa no es de uno sino de ambos, así que lo recomendable es revisar en qué has fallado.

Hay un perdón que es difícil de conseguir, se trata el de la infidelidad. Es la mayor causa de rupturas de relaciones y hogares, porque es una acción que trasgrede la confianza y orgullo de su víctima. Tanto el agresor tiene que aprender a perdonarse si está arrepentido, y la víctima deberá aprender con el tiempo y la comprensión el perdón para poder seguir adelante y obtener la paz interior.

Perdonar una infidelidad no significa que renuncies a tu amor propio, principios o valores, se trata de sanar para poder seguir adelante. Según el especialista Walter Riso, “el perdón no solamente requiere de cierta misericordia con el agresor. No es suficiente que el arrepentimiento del agresor genere en nosotros cierta solidaridad con su sufrimiento: el perdón es una decisión razonada”.

Fuente: walter-riso.com

Dejanos tu comentario