Cómo afectan las peleas las relaciones de pareja

Foto de pixabay.com

Las relaciones de pareja no son color de rosa. Una pareja puede llevarse bien, pero con el tiempo pueden presentarse inconvenientes que si no se saben resolver causan disgustos y problemas que terminan en peleas, las cuales dañan la relación.

Criticar al otro y ser despectivo hace que la pareja se sienta mal, resultando la relación dolorosa para quién recibe los comentarios.

Se debe entender que en una relación de pareja al principio todo es diferente porque están en la etapa del conocimiento e incursión del uno con el otro. Comienzan a conocer sus gustos y aquello que no les agrada, su forma de ser frente a determinadas situaciones y manías propias de cada persona.

Algunos especialistas señalan que al inicio de una relación está “el gas del enamoramiento” el cual puede durar hasta 18 meses, período en el cual poco son los defectos que se ven en la pareja, pero luego los sentimientos comienzan a cambiar y viene el cariño, preocupación y amor hacia la otra persona, es allí cuando se debe estar consiente si se desea seguir en la relación o no porque pueden comenzar las peleas.

Hay un dicho que dice que “nunca se termina de conocer a una persona totalmente”, pero si se conoce parte de esta lo cual permitirá saber que tan dispuesta está la otra de aceptar compartir una vida juntos.

Las peleas no solo afectan la relación de pareja al herir los sentimientos del otro, sino la salud. Las riñas pueden derivar en patologías: trastornos de ansiedad, depresiones, adicciones; y físicamente provocar enfermedades del corazón, cáncer, enfermedades inmunológicas, dolor crónico. Hasta aumentan la probabilidad de accidentes de tráfico, incluidos los mortales.

El profesor de psicología John M. Gottman, de la Universidad de Washington, Estados Unidos, realizó una serie de investigaciones sobre las discusiones de pareja y expuso que al registrarse mensajes hostiles junto a gestos y lenguaje no verbal, hicieron que las personas tuvieran fluctuaciones en el trazado electrocardiográfico, se elevara la presión, sudoración y adrenalina. Así lo señala lavanguardia.com.

Según las investigaciones de  Gottman “el corazón pasa de 70 a 100 pulsaciones por minuto, la presión se eleva, el estómago se contrae, los movimientos se tornan nerviosos, el cuerpo se paraliza y la mente se nubla. Cuando esto sucede se llega a un punto muerto, crece la tensión y ya no se captan los mensajes del otro ni se entienden sus razones. Lo que pueden ser síntomas de ansiedad acompañados de cambios de humor, que pueden derivar en trastornos psicosomáticos que descompensan la fisiología del organismo y pueden desencadenar enfermedades“.

Por ello es importante saber cómo abordar algún problema o situación que le disguste a la pareja. La honestidad es primordial. El profesor de psicología indicó que aún en los enfrentamientos, se debe saber expresar reconocimiento sincero a la otra persona. “Por cada cinco críticas, debes dar una caricia o mimo al ser amado”.

Fuentes: lavanguardia.com , larepublica.pe

Dejanos tu comentario