Conductas dañinas al estar enamorada

Foto de pixabay.com

Cuando estamos totalmente enamorados somos capaces de hacer lo que sea por la otra persona. Incluso nos solemos alejar tanto del resto del mundo que no nos damos cuenta de las graves consecuencias que eso puede traer a la larga.

Poner a tu pareja primero puede ser una conducta dañina para ti como para tu relación. No creas que al no poner de primero a tu pareja, vas a fracasar como novia. Al contrario, debes pensar en tu familia y amigos. Colapsar tu tiempo permaneciendo al lado de tu novio todos los días de la semana, solo logrará que no tengas a donde ir cuando termines con él.

Permanecer tanto tiempo juntos, tendrá como consecuencia que se aburran uno del otro rápidamente. Al comenzar la relación esto será la mejor idea, mientras más tiempo pases con esa persona que sientes que amas y adoras con todo tu corazón, pero con el tiempo te darás cuenta de que has perdido amistades que eran valiosas. Procura evitar todo esto y date un poco de espacio entre tu pareja y tú.

Para demostrar tu amor no es necesario que gastes todo tu dinero para sorprender a tu pareja. El afecto no se demuestra con lujos sino con pequeñas acciones. Puede ser romántico ir a un restaurant lujoso de vez en cuando o planificar una cena romántica pero costosa, pero tampoco es recomendable que lo hagas con frecuencia. Tu bolsillo no se tiene que ver tan perjudicado por el hecho de que ahora tengas novio.

Es lindo que te preocupes por tu pareja pero no exageres con la comunicación. Lo bueno de no vivir juntos es que puedes descansar y darte un break para consentirte y darle un espacio a tu pareja. Evita mandarle mensajes o llamar a tu novio a cada cinco minutos, sino será casi igual a que estés con él todo el día.

Así como cuando estés trabajando, no permitas que el pensamiento de qué estará haciendo tu novio, o cuánto lo extrañas invada tu mente. Enfócate en tus estudios y en tu trabajo para que mantengas en pie tus metas personales que no deberían cambiar por el hecho de que ahora tengas una relación amorosa.

En el momento sientes que estás completamente enamorada y que la persona que tienes a tu lado es el indicado y se convertirá en tu esposo en unos cuantos años. Esto puede ser muy romántico, es válido que como pareja tengas sueños y metas juntos pero de ahí a pensar y enfocarte sólo en que vas a pasar el resto de tu vida a su lado, ya es algo dañino para ti. Sólo enfócate en llevar tu vida con calma y que el tiempo decida si de verdad te casarás y tendrás tres hijos con él.

Texto inspirado en: imujer.com

Dejanos tu comentario