¿Conoces la importancia del buen comer?  

Foto de pixabay.com

 

El ajetreo diario al que estamos sometidos por las múltiples actividades que emprendemos, nos obligan muchas veces a saltarnos las horas de comida, o peor aún, alimentarnos con lo primero que pase por nuestra vista, lo más rápido.

Tal como lo refiere ese dicho de “la salud entra por la boca”, algo que resulta totalmente acertado, somos el reflejo de lo que comemos, es por ello que debemos contar con una buena alimentación.

El organismo necesita de alimentos rico en vitaminas y minerales, los nutrientes básicos para su buen funcionamiento. De este modo, nuestra estructura ósea necesita del calcio aportado por la leche, los quesos; el cerebro logra un mejor funcionamiento con todo ese fosforo aportado por el pescado, entre otros.

Ahora bien, ¿Qué es el buen comer? Tal como se introdujo en los párrafos previos, los nutrientes, vitaminas y minerales que necesita nuestro cuerpo para mantener óptimas condiciones, los obtiene mediante una buena y sana alimentación.

Una alimentación que no se enfoque en grasas saturadas, comidas con alto contenido de azúcar o sal, comidas condimentadas o con gran cantidad de aditivos. La comida rápida, preferida de muchos, ya sea por su sabor o la facilidad y rapidez que implica, se puede consumir de vez en cuando, más de dos veces por semana es fatal.

Otro aspecto bastante resaltante resulta del hecho del impacto al bolsillo, lo costoso que puede resultar llevar una alimentación adecuada. Lo costoso que puede resultar el buen comer.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

En este aspecto se fusiona la cantidad junto con la calidad, resulta pertinente destacar que muchas veces resulta más costoso comer sano. El costo de las verduras, los pescados o carnes, puede dejarnos sin nada en los bolsillos.

Sin embargo, todo es cuestión de saber emplear la economía en los alimentos, en este sentido, podemos orientar nuestra dieta a lo que permita nuestro poder adquisitivo sin necesidad de caer en las comidas rápidas.

Mes a mes podemos ir variando, por ejemplo, si este mes mis ahorros me permitieron solo comprar frutas y verduras, pues, entonces basare mi alimentación en estos alimentos. El mes próximo en pollo y así sucesivamente.

Darse un gustico una o dos veces al mes, no está mal. En este sentido siempre y cuando no abusemos, podemos degustar el paladar con esas comidas que aunque son bastante dañinas, son bastante sabrosas.

El objetivo principal es cuidar la alimentación, crear conciencia acerca de los alimentos que resultan sumamente perjudiciales para nuestra salud. “Es necesario conocer como alimentase en forma sana, ya que sin duda es uno de los puntos primordiales para prolongar la juventud y evitar una vejez prematura” (1).

 

Con información de: (1) gak-alimentacionbalanceada.blogspot.com

 

Dejanos tu comentario