Consigue una sonrisa blanca en minutos (no en días)

Mi rutina a diario es empezar el día tomando café. A pesar de que cuido mis dientes muchísimo, era evidente que el exceso de café estaba haciendo que cada día mi dentadura se viera de color amarillento.

Lo lamentable de mi situación es que no podía dejar de tomar café, de hecho, necesito tomar café todos los días de mi vida, pues, me hace sentir muy bien e iniciar mis actividades con mucha energía. Asimismo, años atrás intenté hacerme un blanqueamiento dental y al principio del procedimiento tuve una reacción alérgica, por lo que ya no era candidata para realizarme una y mejorar el tono de mis dientes.

Fue así como hice caso a cuanto consejo recibía: tomaba café acompañado de un vaso con agua, con la intensión de evitar que el café manchara mis dientes; usaba a diario limón y bicarbonato en mi crema dental… Pero no había solución; sencillamente mis dientes continuaban siendo amarillos, lo que me hacía sentirme realmente acomplejada.

Desde luego, tener que ocultar mis dientes todo el día se volvió una situación enfermiza, que de a poco me estaba restando tranquilidad y seguridad. Por eso, no dejaba de ir al dentista con regularidad durante el año: aunque él me decía que mis dientes no eran tan amarillos a como yo los veía, la verdad es que yo los veía bastante obscuros. De hecho, hubo una fotografía que me hizo saber cuán manchados estaban mis dientes, desde ese mismo instante decidí que no volvería a sonreír para ninguna otra foto, a modo de evitar semejante vergüenza.

idolwhite

Cada día era una tortura para mí mirarme al espejo y notar lo amarillentos que estaban mis dientes; sinceramente, era muy incómodo vivir así. Un día, mirando las redes sociales, me sorprendió ver que una amiga con los dientes sumamente blancos, la cual tenía dientes amarillos porque, como yo, tomaba mucho café todos los días de su vida.

De entrada creí que se había hecho un blanqueamiento pero no me aguanté preguntarle su secreto. Ella me dijo que había comenzado a usar Idol White, un blanqueador en gel, sumamente sencillo de aplicar, que en cuestión de minutos causaba un efecto sorprendente en los dientes, haciéndolos blancos y libres de manchas difíciles de quitar con simples cepilladas.

Fue así que decidí probar con Idol White,, aunque bastante escéptica porque sabía que mi caso no era tan fácil de resolver, sin embargo, en una sola aplicada pude notar como el tono amarillento de mis dientes iba desapareciendo.

A medida que lo aplicaba, era muy evidente notar el cambio del antes y después de su uso, cosa que me encantó y hasta la fecha utilizo Idol White, para mantener mis dientes relucientes. Lo mejor de todo es que Idol White, es indoloro, libre de químicos perjudiciales para la salud y muy efectivo.

Si deseas una sonrisa que brilla Haz clic aquí

Dejanos tu comentario