El mundo egipcio una cultura muy avanzada para su tiempo

Foto de pixabay.com

Cada cultura tiene sus particularidades que la convierten en algo único e inigualable, tanto así que algunas de ellas se  han convertido en puntos de referencia para la humanidad y en el presente representan escalones de la evolución de la humanidad. Una de estas culturas es el Antiguo Egipto, un pueblo que implementó y creó muchas cosas que se mantienen vigentes o que, al menos, se convirtieron en el primer paso de la evolución de la cultura. El papel, tratados de paz, médicos especialistas, entre otros, formaban parte de esta sociedad y hay otra serie de datos que resultan curiosos, vamos a echarle un vistazo.

Desde tiempos remotos. No sé si a ustedes les pasará igual pero no hay día en que me vaya a dormir sin que mi abuela me recuerde cerrar la puerta con llave. Y es que este acto cotidiano se lo debemos a los egipcios pues ellos crearon la llave y la cerradura. Y como si con eso no les bastara, también eran personas que se preocupaban por la higiene personal pues también empleaban desodorante, pasta dental, cepillo de dientes, peines, maquillaje, entre otros.

Efecto del ambiente. Es innegable el hacho de asociar a las momias con Egipto pues allí existía una cultura muy avanzada para la conservación de los faraones y demás miembros de la nobleza, lo que quizás no sabías es que gracias a las condiciones ambientales del desierto, las personas que eran enterradas en fosas comunes también terminaban con apariencia de momia.

Peso considerable. La única de las siete maravillas del mundo antiguo que podemos conocer en la actualidad es la Gran Pirámide de Giza, una construcción que está formada por 2.300.000 bloques de piedra y cada uno de ellos pesa 2.5 toneladas. No me imagino lo que debieron hacer para trasladarlas.

En todo momento. Si algo distinguía a los egipcios era el buen olor y eran fanáticos de los perfumes. Las mujeres, en vez de aplicarse las fragancias en el cuerpo como se hace en la actualidad, optaban por llevar un cono perfumado en su cabeza. Así cualquiera huele bien.

Revelación. El pueblo egipcio mostraba veneración y respeto por los gatos, a tal medida que ellos no eran una mascota común, estaban destinados a ser acompañantes de la realeza. Si el resto de las personas querían tener una mascota, debían conformarse con un perro. El lazo con sus mascotas era tan estrecho que cumplían distintos duelos al momento que alguna de ellas falleciera; si era un gato, se depilaban las cejas y todo el cuerpo cuando se trataba de un perro.

Contando los días. Gracias a los egipcios contamos los años pues ellos fueron los que confeccionaron el calendario de 365 días.

Fuente: listas.eleconomista.es

Dejanos tu comentario