Empleados que NO puedes tener en tu empresa

Foto de pixabay.com

Una de las claves para lograr el éxito de tu negocio es la conformación de un buen equipo de trabajo. Personas que con sus capacidades ayuden a la empresa a alcanzar las metas que se propongan en un lapso determinado de tiempo. Por otra parte, existen una serie de empleados que tienen el efecto contrario, limitan la productividad de tu empresa a través de sus actitudes negativas, que pueden llegar a crear un ambiente de trabajo hostil entre sus compañeros.

Este tipo de empleados, a pesar de que tienen algunas cualidades positivas, a la larga terminarán desatando la molestia de sus compañeros y creando conflictos laborales. Aquí te los presentamos para que los identifiques y tomes las medidas necesarias, o quién sabe, quizá hasta puedas ser uno de ellos:

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

  • El manipulador: a pesar de que este empleado puede cumplir a cabalidad sus tareas, no sirve para trabajar en equipo, no tiene noción de compañerismo, siempre busca las maneras de encontrar su beneficio personal y no del grupo.
  • El estresado: siempre está muy nervioso. Se muestra renuente a la posibilidad de cambios dentro de la empresa. Cualquier actividad le produce un nivel de ansiedad y estrés muy alto.
  • El pragmático: a pesar de que siempre tiene una solución sencilla a cualquier problemática, es muy reservado, no se comunica con sus pares, lo que hace que, al igual que el manipulador, pierda la noción de compañerismo.
  • El impuntual: es ese empleado que siempre llega tarde, pero lo más increíble no es eso, sino las excusas con las que justifica sus retardos, parecen sacadas de una película de ciencia ficción.
  • El del cafetín: es ese empleado que se la pasa más tiempo comprando café o chucherías que en su lugar de trabajo.
  • El chismoso: es aquel empleado que quiere saber todo sobre la vida de todos sus compañeros y es capaz de agregarlos en todas las redes sociales que existen. Esto le impide que se centre en su trabajo y utilice correctamente el tiempo para culminar sus tareas.
  • El irresponsable: siempre se encuentra distraído dentro del puesto de trabajo. Puede que su cuerpo esté allí, pero su mente probablemente esté en otro lado. Su inmadurez hace que tengas que motivarlo a cada momento para que cumpla con su trabajo.

Espero que dentro de tu empresa no tengas a ninguno de estos empleados, como ya ves, solo aportan cosas negativas y ralentizan el proceso de crecimiento de tu negocio. Por otra parte, si te identificas con uno de ellos, ya sabes qué aspectos debes mejorar para comenzar a ser más productivo.

Con información de: 15 tipos de empleados en la empresa, del eficiente al tóxico. 10 tipos de empleados ¿Reconoces a alguno?

Dejanos tu comentario