¿Es el momento de tener un hijo?

Foto de pixabay.com

Tienes una pareja estable, te encuentras feliz y realizada en tu trabajo, en tus emociones; pero sientes que falta algo. De repente te descubres parada frente a la vitrina de una tienda de un Centro Comercial fantaseando mientras ves ropa de bebés y crees haber encontrado la pieza que te faltaba para hacer más grande tu felicidad, un hijo.

¿Estás preparada para ser madre? Antes de tomar esta decisión, es conveniente que analices ciertos aspectos para que te asegures que tener un hijo es una buena idea en ese momento de tu vida, tanto para ti como para tu futuro retoño.

1.- Tienes una relación estable: lo mejor que te puede pasar es tener un hijo con esa persona que tanto amas. Por supuesto siempre y cuando sientas que es la persona indicada y tengan una relación sana. Si tu relación es tóxica mejor aléjate porque ese ambiente no es bueno para nadie, mucho menos lo será para un bebé.

2.- Tienen casa propia: debes estar segura de que podrán garantizarle un techo seguro al bebé, así podrán consolidar su familia sin problemas.

3.- Tener ingresos fijos: un hijo conlleva a muchos gastos la leche, los pañales, medicamentos, consultas médicas… Si ninguno de los dos cuenta con un trabajo estable o una entrada fija de dinero es mejor que esperen hasta que se establezcan económicamente.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

4.- Tus emociones son estables: tener un hijo no es nada fácil, debes estar preparada para lo que te viene, es una gran responsabilidad tener que cuidar de otra persona y más aún de un bebé pequeño e indefenso. Recuerda que te tocará enfrentarte a circunstancias nada satisfactorias y tendrás que hacer muchos sacrificios.

5.- Estás sana y en forma: si te vas a plantear un embarazo, debes asegurarte que no tienes problemas de salud y estar en forma, ya que al embarazarte de seguro aumentarás de peso y si te encuentras en perfectas condiciones, todo este proceso será mucho más fácil para ti.

6.- Sabes y entiendes que nada será como antes: tu vida cambiará, así que dile adiós a las salidas nocturnas, a las fiestas, a los fines de semana de flojera… Deberás centrarte en el bienestar de tu hijo. Así que si no estás dispuesta a darle la prioridad que merece, mejor tómate tu tiempo y espera otro momento.

7.- Al escuchar que alguien cercano a ti va a tener un bebé te emociona mucho y ya quieres que llegue tu turno. De ser así permíteme decirte que vas por buen camino.

La maternidad es un gran paso y en gran cambio en tu vida. Así que debes darlo cuando te sientas completamente segura de que tanto tú como el bebé estarán bien.

Fuente: ve.emedemujer.com

Dejanos tu comentario