Huyendo al compromiso

Foto de pixabay.com

 

Cada cultura tiene un conjunto de ceremonias que realizan para marcar los eventos importantes de la vida humana. Nacimiento, inicio de la adolescencia, vida en pareja y muerte son los momentos más generales que se celebran de diversas maneras.

En la religión católica existen 7 sacramentos y el matrimonio es uno de ellos. Un evento que desvela a muchas mujeres y causa estrés en los hombres. Muchos chicos le huyen al matrimonio, la simple palabra los horroriza y de seguro asisten a este tipo de compromisos para cumplir con sus parejas.

Pero pocos reaccionan como este chico londinense, quien evitó que su novia pudiera atrapar el bouquet, uno de los momentos más esperados de la recepción de una boda. Como reza la religión, la recién esposa se coloca de espalda a todas las asistentes, que sean solteras, para lanzar el bouquet, y quien lo tome será la próxima en casarse.

Puede que solo se trate de una tradición supersticiosa pero este chico no quiso arriesgarse. Hace un tapón, digno de cualquier jugador de baloncesto para evitar una canasta, le pega al bouquet y éste sale disparado por los aires. Y como era de esperarse, la acción desata la ira de la chica.

Este video ha alcanzado fama mundial por ser algo bastante atípico en este tipo de eventos. Con el tiempo se revelaron los nombres de los protagonistas, Dan Bickerdike y Angie Schultz. No sé si los volvieron a invitar a otra boda o si siguen siendo pareja, pero la espontaneidad del momento quedó captado para la posteridad.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

Lo que hizo Dan Bickerdike es el reflejo de ese miedo inminente al compromiso. Un temor que puede llevar a hacer locuras como la que se puede disfrutar en el video de estos chicos.

Buscando un poco más en la historia de esta pareja de británicos, en el portal The Mirror fue publicado un artículo que estos chichos llevaban ya cuatro años de relación. Al recordar el momento, Angie Schultz asegura que se enojó mucho al ver como su novio le rompía su sueño de tomar el bouquet. Pero, con el tiempo, logró perdonarlo y reírse de sus expresiones en cámara lenta.

Sobre la boda, el mismo artículo del portal The Mirror indica que se llevó a cabo en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. El video no solo llamó la atención de los internautas, también fue reseñado por varios medios de comunicación.

Así es el amor, algunos huyen de los compromisos y otros se entregan de lleno a ellos. Lo bueno es que nos encontramos en una época donde siempre hay un teléfono inteligente dispuesto a tomar y compartir los instantes más disparatados y graciosos de la vida.

 

Dejanos tu comentario