Magia Mortal

Foto de pixabay.com

La magia es el arte de ilusionar a las personas al romper los límites de la realidad. Si revisas la historia, encontrarás los nombres de hombres y mujeres que se han dedicado a maravillar a grandes y pequeños. También podrás ver los trucos y proezas que realizaban desde tiempos remotos para obtener fama, reconocimiento y dinero. Pero no siempre salían las cosas como ellos esperaban, algunos de ellos murieron en pleno acto al no poder completar el truco.

Si deseas conocer los casos más curiosos de los magos que murieron en medio de sus trucos, lee con atención esta lista.

Amputación mortal. El famoso escapista surafricano Charles Rowen, mejor conocido como “Karr el Mago” o “Karr el misterioso”, no pudo evitar la muerte. El truco consistía en liberarse de una camisa de fuerza antes que un automóvil lo arrollara. Karr no pudo escapar a tiempo y el automóvil lo arrolló.

¿Error o complot? Uno de los trucos más conocidos en el mundo de la magia es el fusilado, allí un mago nos hace creer que detiene la bala y escapa de la muerte. Esto no lo pudo hacer Madame DeLinsky cuando se presentó en 1820 ante el Príncipe de Alemania. Antes de enfrentarse a un pelotón de fusilamiento, ella y su esposo les solicitaron a los soldados que colocaran cargas en blanco en los rifles para completar el truco, pero uno de los soldados no lo hizo.

Nadie le creyó. Benjamin Rucker era un mago que alcanzó la fama por enterrarse vivo y salir a los tres días para realizar sus espectáculos. Pero la fama le llegó hasta abril de 1934 cuando no pudo salir de su tumba. Se dice que murió por un paro cardíaco y mucha gente asistió al funeral para confirmar su muerte.

Todo por un golpe. Genesta era un mago estadounidense que solía escapar de barriles llenos de leche o agua y ya había realizado varias veces ese truco sin poner en riesgo tu vida. Su suerte cambió en 1930, una abolladura en la lata limitó sus movimientos y murió ahogado.

Iba bien pero… Antes de presentar su truco, Jeff Rayburn Hooper decidió practicarlo. Hooper se esposó, saltó al lago Winona y logró escapar ileso, pero el clima le jugó una mala pasada. Los fuertes vientos le impidieron alcanzar la orilla del lago y sus ayudantes no pudieron hacer nada para salvarlo.

A veces no es bueno devolverse. El mago “Gran Lafayette” realizaba el truco “La novia del león” durante la inauguración de una feria el 9 de mayo de 1911. Un fuerte incendio se desató y todos tuvieron que huir de las llamas, hasta el propio Lafayette tuvo que correr para salvarse. Una vez fuera del edificio, decidió regresar al escenario para rescatar a un caballo que era parte del acto y ese fue el fin del “Gran Lafayette”, murió calcinado.

Dejanos tu comentario