No comas lechuga si quieres tener hijos

Foto de pixabay.com

Según el “Diccionario Oxford de Supersticiones”, en el siglo XIX, los hombres ingleses evitaban comer ensaladas si tenían entre sus planes ampliar la familia. Esto se debía a que las personas de mayor edad consideraban que esta planta era “estéril” y, por ende, podía tener un efecto negativo en el desempeño sexual del miembro masculino.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

Pero, esta es solo una de las muchas supersticiones extrañas que pululan en todos los rincones del planeta. Algunas de ellas se encuentran reseñadas en un artículo publicado en el sitio web rinconabstracto.com. Entre ellas, destacan las siguientes:

  • No masticar chicle en la noche. En Turquía esto equivale a estar masticando carne de los muertos, lo que augura sucesos nefastos para quien incumple esta norma de vida. Así lo sostiene el libro “Los gatos negros y los tréboles de cuatro hojas”, del escritor turco, Harry Oliver.
  • Nunca regales guantes. Este gesto, que parece bondadoso, lo único que atrae es la mala suerte. Esta superstición se remonta a la época medieval y a los días de caballería, cuando era considerado un gesto desafortunado recoger un guante luego de haber caído al suelo durante una batalla. Esta creencia es una variante de la creencia femenina de dejar caer un guante para que se produjera la aparición de un futuro amante dispuesto a recogerlo. La única forma de contrarrestar su efecto de mala fortuna es dar algo a cambio a quien regala los guantes.
  • Cuando una falda se dobla, la mujer recibirá un vestido nuevo. Según el folclore europeo antigua, cuando un pliegue molesto de la falda llama la atención de la portadora, es un mensaje del destino de que un nuevo vestido viene en camino.
  • Recibir atención hospitalaria a mitad de la semana es lo idea. La “Enciclopedia de Supersticiones”, asegura que existe una creencia entre las ancianas de que el mejor día para ir al hospital es el miércoles. Asimismo, se piensa que el lunes es el mejor día para darse de alta, mientras que el sábado es el peor, ya que vaticina un pronto regreso.
  • Esconder los dedos pulgares cuando se transita por un cementerio. La cultura japonesa mantiene la idea de que todo aquel que camina por un cementerio debe esconder sus pulgares en el pantalón para proteger a sus padres vivos. La explicación radica en que la palabra japonesa que designa al pulgar se traduce literalmente como “padre-dedo”, por lo que al ocultarlo se protege a los progenitores de la muerte.

Fuentes: rinconabstracto.com

Dejanos tu comentario